• Bienvenidos a nuestra tienda virtual
  • Llamenos: 56 2651 5240

¿Tienen sexo los perfumes?

  • 12 Mar, 2021
  • Por : Redacció LPD
Analizamos los factores (biológicos, culturales o de marketing) que dividen a las fragancias en masculinas y femeninas.

Eres mujer y buscas un perfume nuevo. ¿Dónde acudes en la perfumería? Todo te lleva a buscar en las estanterías señaladas con ‘mujer’ o ‘femeninas’.

Además de los carteles indicativos, la propia fragancia en sí también tiene mucho que ver con la elección: para nosotras quedan reservadas las notas más delicadas (frutales, florales, empolvadas, orientales) y para ellos las más «viriles»: madera, musgos, tabaco, cuero, tierra…

Pero la realidad es que no hay factores biológicos que inclinen a preferir un aroma u otro. El perfume, en efecto, no tiene sexo, y todos los percibimos de la misma manera. Como afirma Oliver Valverde, de Oliver & Co, «desde los tiempos ancestrales que se elaboraban las fragancias nunca han distinguido de géneros. Gustaban o no pero no se producían para un género determinado».

Sin embargo, la división entre lo masculino y lo femenino sigue existiendo. ¿Cuáles son los motivos que generan esta división?

1. Culturales y geográficos. En Europa, América o Australia las fragancias femeninas y masculinas están divididas como hemos señalado anteriormente. Sin embargo, «en Oriente es muy normal que los hombres lleven perfumes florales», cuenta la perfumista Ana Corsini, que especifica aún más las preferencias según el país. En España siempre se ha usado «la colonia de litro de tipo unisex, mientras que en Estados Unidos prefieren los perfumes más fuertes, justo al contrario que los japoneses que prefieren no llevar perfume», añade.

2. Evolutivos. Corsini ha observado que el perfume ha evolucionado dentro de la europea actual de una manera muy natural. Y el mayor cambio ha tenido lugar dentro de los hombres, especialmente desde el auge del ya en decadencia metrosexual, que se empezó a acercar más a las fragancias con notas florales. Hay fragancias pioneras como Eau Sauvage de Dior, que data de 1966 y que ya en aquel año incorporaba unas fuertes notas de jazmín a pesar de ser un perfume masculino.

Oliver Valverde, por ejemplo, asegura que le encanta Chanel No 5 pero que nunca se vestiría con él, aunque conoce a muchos hombres a quienes les gusta también y se lo ponen siempre que les apetece. En efecto, las preferencias van evolucionando aunque Corsini reconoce que socialmente está mejor visto que una mujer vista un perfume de hombre porque resulta sexy, mientras que el fenómeno contrario no se percibe así.

Marta Tamayo, propietaria de la perfumería nicho Le Secret du Marais, tiene casos de parejas de hombre y mujer que comparten los mismos aromas. «Se trata más de una cuestión cultural y de gustos propios de cada individuo que de una generalización por sexos», remata Tamayo.

3. Cómo percibimos los perfumes. Como decíamos, no hay factores biológicos que inclinen hacia unas fragancias u otras. Todos, hombres y mujeres, percibimos exactamente igual los olores aunque nos puedan gustar más unos que otros. El único factor fisiológico que entra en esta cuestión es el de cómo huelen los perfumes en nosotros; dependiendo de cada persona se aprecian más unas notas que otras, de ahí que una misma fragancia se note distinta según cada individuo.

4. Factores marketinianos. «Considero que el único factor que determina el género de un perfume es el marketing», dice Oliver Valverde. «Se corresponde más con una estrategia de marketing que con las preferencias propias de hombres y mujeres», afirma Marta Tamayo. «Hasta el packaging puede influir en la percepción femenina o masculina de un perfume pero no el aroma en sí», remata Ana Corsini. Parece que está claro: esta división es artificial y arbitraria.

¿Qué pasa con los aromas unisex? Son aquellos con familias olfativas universales como los cítricos, las notas verdes, el olor a limpio… Gustan tanto a hombres como a mujeres por su frescura y ligereza aunque su calificación como aptos para los dos sexos no deja de ser más que otra convención. Oliver Valverde lo tiene claro: «para mí todos los perfumes son unisex».

Favoritos

ANTONIO BANDERAS THE GOLDEN SECRET
precio de la competencia $1,150.00

$739.00

ADIDAS ICE DIVE
precio de la competencia $250.00

$189.00

AGUA BRAVA
precio de la competencia $550.00

$399.00

CARLO CORINTO 315
precio de la competencia $1,240.00

$679.00

ELIZABETH TAYLOR PASSION FOR MEN
precio de la competencia $1,080.00

$459.00

SALVATORE FERRAGAMO ACQUA ESSENZIALE BLU
precio de la competencia $1,930.00

$1,159.00

JOVAN MUSK FOR WOMEN
precio de la competencia $390.00

$379.00

PERRY ELLIS RESERVE SET
precio de la competencia $1,150.00

$839.00

HUGO BOSS REVERSED
precio de la competencia $1,950.00

$1,369.00

BENETTON SISTERLAND GREEN JADE
precio de la competencia $1,200.00

$759.00